Ford es el primer fabricante de autos que se une voluntariamente al Programa de Reporte de Gases de Invernadero