Los conductores designados son imprescindibles para las fiestas de verano