Romain Grosjean, piloto de la escudería Lotus F1®, alcanza nuevas alturas en el Burj Khalifa